Consultoría comercio exterior: cómo vender en otros países

Consultoría de comercio exterior: pautas para la estrategia de internacionalización

Consultoría comercio exterior: cómo vender en otros países

¿Quieres introducir tu empresa en un mercado extranjero? La internacionalización de una compañía puede ser una gran oportunidad de crecimiento, pero debe planificarse cuidadosamente para evitar errores que puedan afectar al proyecto. En este post te contamos qué es la internacionalización de una empresa, qué fases se deben seguir y por qué es importante contar con la ayuda de una consultoría de comercio exterior.

Muchas grandes empresas españolas se lanzaron al mercado internacional hace tiempo (BBVA. Telefónica o Inditex, por ejemplo), pero durante los últimos años también numerosas pymes han decidido emprender en mercados extranjeros. En algunas ocasiones, la decisión de internacionalizar la empresa proviene de un estancamiento del mercado nacional o de una situación de crisis económica en el país de origen. Pero, comencemos por saber qué es la internacionalización.

¿Qué es la internacionalización de una empresa y qué ventajas aporta?

 La internacionalización de una empresa es el proceso por el cual la compañía dirige su estrategia hacia un mercado extranjero y se deslocaliza.

La internacionalización es un proceso largo que puede aportar ventajas como:

  • El crecimiento de la empresa. El acceso a mercados internacionales permite llegar a nuevos potenciales clientes, lo que puede suponer más ventas y el crecimiento del negocio.
  • El acceso a nuevos mercados y recursos (tecnológicos, humanos o financieros, entre otros). La internacionalización puede estar llena de oportunidades que beneficien a las compañías que deciden arriesgarse.
  • El incremento de la competitividad. La internacionalización permite a las pymes competir en igualdad de condiciones con las grandes empresas y posicionarse como referentes en el mercado.
  • La diversificación de ingresos. Cuando se diversifican las fuentes de ingresos se reducen los riesgos empresariales y esto favorece la estabilidad de la empresa de cara al futuro y, por lo tanto, la atracción de inversores.
  • La posibilidad de aprovechar oportunidades en mercados emergentes. En muchas ocasiones las empresas se esfuerzan por destacar en mercados con muchos competidores y la internacionalización puede dar acceso a mercados emergentes en los que la competencia sea menor.
  • El aumento de la confianza en los consumidores. De cara a los consumidores, una empresa que ya tiene experiencia en otros países genera más confianza.
  • La reducción de costes. La internacionalización de la empresa permitirá deslocalizar algunas partes del proceso de producción, por ejemplo, de manera que se reduzcan los costes.

¿Por qué es importante contar con una consultoría de comercio exterior?

Una consultoría de comercio exterior como la de CMC 360 te aportará beneficios como:

  • Una dilatada experiencia ayudando a empresas a entrar en el mercado internacional.
  • El ahorro de tiempo en el análisis de tu compañía y del mercado en el que deseas implantarte.
  • Adaptación a todo tipo de sectores.
  • Buena reputación en el mercado como consultoría de comercio exterior.
  • Satisfacción de grandes clientes como ICEX, Makro o Fundación Biodiversidad.
  • Disponibilidad de un consultor dedicado en exclusiva a tu proyecto, al que podrás recurrir siempre que lo necesites.

¿Qué hace una consultoría de comercio exterior?

Una consultoría de comercio exterior te ayudará en todo el proceso para implantarte en otro país y lo hará siguiendo las siguientes fases:

  • Análisis de la situación de tu empresa. Se realizará un análisis DAFO de tu empresa y un estudio del mercado nacional e internacional. En base a este estudio, se decidirá conjuntamente con tu empresa, si la internacionalización es aconsejable o no y cómo debe hacerse.
  • Estudio de la internacionalización. En esta fase se analizan todos los aspectos de la internacionalización y se toman decisiones sobre aspectos tan importantes como:
    • Qué se va a exportar: productos, servicios o know how.
    • De qué forma se va a exportar: directamente, a través de socios estratégicos o combinando ambas opciones.
    • Dónde vas a exportar: un país concreto, varios, ciudades principales, capitales de varios países.
    • El momento en el que vas a exportar: del estudio previo que realices puede que determines que existe un mejor momento para lanzar el proyecto debido a una bajada de precios al cambio o a una decisión política que favorece tu negocio en otro país.
  • Ejecución del plan de internacionalización. Esta es la fase en la que se ponen en marcha todas las acciones para internacionalizar la empresa. Para saber si se están alcanzando los objetivos marcados se deberán medir todas las acciones y compararlas con esos objetivos.
  • Seguimiento. La consultoría de comercio exterior para una empresa no termina con la ejecución del plan de internacionalización, sino que es importante realizar un seguimiento continuo para ver si existen desviaciones o problemas y solucionarlos.

En conclusión, la internacionalización de una empresa requiere tiempo y esfuerzo y la ayuda de expertos para alcanzar los objetivos marcados. Una consultoría de comercio exterior especializada en internacionalizar negocios puede ser la clave para que alcances las metas que te hayas marcado y logres que tu empresa crezca y sea más competitiva.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario