Pasos para crear un plan de empresa

Plan de empresa

Pasos para crear un plan de empresa

¿Tienes una idea de negocio o un nuevo producto o servicio y no sabes por dónde empezar para darlo a conocer? El plan de empresa puede ser la clave para tener claros el punto de partida y el objetivo. En este post te contamos cómo crearlo y qué contenido tiene.

Elaborar un plan de empresa no es complicado, lo complicado es darle el punto de diferenciación que haga que los posibles inversores lo lean y se interesen por él.

¿Qué es un plan de empresa?

Un plan para empresa se puede definir de forma sencilla como un documento en el que se analiza la viabilidad económica de un proyecto empresarial.

¿Para qué sirve un plan de empresa?

Solemos pensar que el plan de empresa sirve solo para lanzar un nuevo negocio, pero puede ser útil para muchos otros aspectos como:

  • Conocer a fondo nuestro proyecto y ver aspectos que no habíamos valorado inicialmente. No es lo mismo pensar en una idea que plasmar todos los elementos de ese negocio en un documento.
  • Establecer objetivos. Fijar metas para nuestra empresa nos ayuda a enfocarnos en realizar las acciones para conseguirlas en un determinado plazo.
  • Controlar el negocio. A través del plan de empresa podremos controlar el negocio, ver sus debilidades y fortalezas y mejorar.
  • Captar inversores. Tanto una empresa que comienza, como una empresa consolidada que quiere lanzar una nueva línea de negocio, pueden necesitar financiación y una forma de convencer a los potenciales inversores de que el negocio es rentable, es elaborar un plan de empresa.
  • Solicitar ayudas o subvenciones. En muchos casos para solicitar ayudas o subvenciones públicas será necesario presentar un plan de empresa.
  • Pedir financiación bancaria. Cuando se solicita un crédito a un banco para un negocio, uno de los documentos que suele solicitar es el plan de empresa.

¿Qué contenido básico tiene un plan de empresa?

El contenido básico de un plan para empresas debería contemplar los siguientes elementos:

  • Resumen ejecutivo. Debe de ser muy breve, como máximo una página en la que se explique brevemente el contenido del plan de empresa. Es importante que tanto el resumen ejecutivo como el plan estén adaptados al destinatario, porque no todos se van a fijar en lo mismo. Por ejemplo, un banco se fijará en si aportas garantías suficientes para devolver el préstamo y un inversor se fijará en cuántos beneficios recibirá y en qué plazos.
  • Descripción de la empresa. Este apartado es como una carta de presentación de la empresa: nombre, tipo de actividad, empleados, sector etc.
  • Aspectos legales. Es importante que definas la forma legal de la empresa y las obligaciones fiscales y legales que deberá cumplir.
  • Descripción de la oportunidad de negocio. Debes dejar muy claro que en el mercado existe una necesidad y que tu negocio o tu nuevo producto o servicio la cubre. Además, tendrás que explicar cuál es tu propuesta de valor, en qué te diferencias de otras empresas del sector.
  • Presentación del equipo. A todos nos gusta ver qué personas hay detrás de un proyecto, por lo que tendrás que describir a tu equipo, su experiencia y sus habilidades, así como lo que aportan al proyecto.
  • Análisis DAFO. El análisis DAFO es fundamental en muchas ocasiones y en un plan de empresa también. Se trata de analizar fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.
  • Estrategia de marketing. Para dar a conocer tu idea de negocio tendrás que elaborar una estrategia de marketing que le aporte visibilidad y capte potenciales clientes. Para elaborarlo, deberás tener claro:
    • Qué objetivo quieres lograr.
    • Quién es tu buyer persona y qué necesidades tiene.
    • Qué acciones vas a realizar y qué canales vas a utilizar.
    • Qué vas a medir y cómo.
  • Proceso de producción. En el caso en que elabores tu producto o servicio deberás tener claro el proceso de producción, pero en el plan de empresa deberás revelar solo la información esencial para que se comprenda, de manera que protejas los datos confidenciales.
  • Plan financiero. Es uno de los aspectos más importantes. En este apartado, deberás incluir elementos como:
    • La inversión inicial que necesitas.
    • El activo fijo (equipamiento, aplicaciones informáticas etc.
    • El activo circulante. 
    • La forma en la que vas a financiar el proyecto.
    • La cuenta de resultados a corto, medio y largo plazo.
  • Plan de contingencias. Cualquier negocio puede tener problemas por multitud de circunstancias, pero la previsión puede suponer la diferencia entre que la empresa continúe o tenga que cerrar. En el plan de contingencias podrás describir qué harás si se presenta un imprevisto que afecta a la empresa.

Un plan de empresa bien elaborado puede ayudarte en muchos aspectos y lograr captar la atención de personas que pueden impulsar tu proyecto. Por eso es aconsejable asesorarte con expertos en consultoría de negocio que sepan elaborar el plan y analizar tu negocio en profundidad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario