Mi negocio está en pérdidas desde hace tiempo… ¿Vendo o aún es viable?

qué contenido tiene un plan de viabilidad.

Mi negocio está en pérdidas desde hace tiempo… ¿Vendo o aún es viable?

¿Tu empresa genera pérdidas mes tras mes y te planteas venderla?, ¿necesitas incrementar las ventas con urgencia? Muchas empresas se encuentran en una mala situación y se plantean la venta sin estudiar lo que ocurre y analizar otras posibilidades. En este post te contamos qué opciones tienes, cómo elaborar un plan de viabilidad y qué proceso seguir en caso de venta.

¿Vender o no vender?

Antes de nada es importante que sepas que si tu empresa no es viable, no la vas a poder vender, por lo que es necesario que la estudies a fondo para hacerla viable y luego plantearte la venta.

En el caso en que tu empresa pueda ser viable en el futuro, puedes encontrar compradores de las siguientes formas:

  • Busca un comprador con el que tengas sinergias. Una buena opción es encontrar a un comprador que tenga sinergias con tu negocio porque quiera incrementar la cifra de negocio, la cuota de mercado o tener mejor acceso a financiación.
  • Busca un comprador que necesite una actividad como la tuya. Puede que una empresa competidora del comprador haya adquirido un negocio parecido al tuyo, o que tu empresa cuente con una tecnología novedosa o un modelo de negocio innovador, o que el comprador quiera incorporar una nueva división a la compañía.

Según el Informe de la Dirección General de Política de la PYME las cinco principales razones para comprar una empresa en España son las siguientes:

  • Lograr el liderazgo del sector.
  • Crear valor para los accionistas.
  • Incrementar la cuota de mercado.
  • Tener sinergias productivas.
  • Aumentar la rentabilidad.

Es importante que conozcas al potencial comprador de tu empresa y a sus necesidades, para poder desarrollar una estrategia de negociación en la venta que te permita alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

¿Qué contenido tiene un plan de viabilidad?

Tal y como decíamos al inicio del post, para poder vender tu empresa tiene que ser viable y para ello debes elaborar un plan de viabilidad.

Un plan de viabilidad es un documento donde se detalla el proyecto empresarial que se quiere crear, por lo tanto, tendrá el siguiente contenido:

  • Idea. Se trata de definir la actividad que se pretende desarrollar.
  • Mercado. En este apartado se detallan los clientes potenciales y los competidores, así como la situación del mercado.
  • Plan de operaciones. Tendrás que determinar qué recursos humanos vas a necesitar (puestos a cubrir, tipos de contrato de trabajo y experiencia y formación necesarias). Por otra parte, deberás determinar los recursos materiales que necesitas y el proceso de producción.
  • Plan de marketing. Es fundamental que en el plan de viabilidad se contemple una estrategia de marketing a seguir, tanto online como offline, por lo que será necesario definir al cliente ideal y la forma de llegar a él.
  • Plan financiero. Este es un apartado esencial para demostrar que el proyecto es viable. Deberás determinar cómo se van a generar ingresos y qué previsiones de crecimiento para el futuro se pueden establecer, entre otros aspectos como la tesorería, la cuenta de resultados o el balance provisional.
  • Trámites. En este apartado se detallan los trámites administrativos que son necesarios para poner en marcha el proyecto y las subvenciones que se pueden solicitar.

¿Qué fases tiene el proceso de venta de una empresa?

En el caso en que hayas hecho que tu empresa sea viable y atractiva para un posible comprador con la elaboración y ejecución del plan de viabilidad, puede que decidas continuar con el negocio o venderlo. Si has optado por la venta, las fases que se siguen son las siguientes:

  • Valoración de la compañía. Dar valor a la empresa es el primer paso para la compraventa. Para ello se deben analizar las cuentas anuales, las deudas con administraciones públicas u otros terceros, la existencia de procedimientos judiciales etc.
  • Distribución de la información entre potenciales interesados (competidores, empresas complementarias, fondos de inversión). Una vez que se ha obtenido toda la información sobre la compañía y establecido el precio, se distribuyen los datos entre potenciales compradores y se filtran los interesados.
  • Firma de carta de intenciones y acuerdo de confidencialidad. Los interesados podrán elaborar una carta de intenciones para mostrar su interés por la venta y firmar un acuerdo de confidencialidad para que se les entregue información adicional de la empresa.
  • Due diligence de la compañía En esta fase se realiza un estudio técnico pormenorizado y muy exhaustivo de la empresa desde todos los puntos de vista: fiscal, financiero, técnico, legal, etc.
  • Firma de la escritura de compraventa de la empresa. En el caso en que no se detecte ninguna contingencia como consecuencia de la realización de la due diligence, se podrá proceder a la firma de la escritura de compraventa de la empresa. En la compraventa se suelen regular, entre otros aspectos, garantías para el caso de que surjan en el futuro pasivos ocultos (deudas desconocidos, pagos imprevistos etc.).

¿Qué puede hacer por ti la consultoría de negocio de CMC 360?

En CMC 360 somos expertos en ayudar a PYMEs que se encuentran en situaciones difíciles o que quieren vender la empresa.

Para analizar estos casos, en nuestro servicio de consultoría de negocio partimos siempre de un análisis minucioso de la situación de la empresa para saber qué está ocurriendo, por qué hay  pérdidas, para poder plantear alternativas y ejecutarlas. Sabemos que la venta no es la única opción, por lo que te ayudamos a definir qué problemas tienes y cómo solucionarlos.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario