Consultoría integral para fusiones y adquisiciones: fases

Ventajas de una consultoria integral

Consultoría integral para fusiones y adquisiciones: fases

¿Quieres que tu negocio crezca o sea más competitivo? Una de las formas de lograrlo es mediante las fusiones y adquisiciones. En este post te contamos en qué consisten, cómo se realizan y por qué es importante contar con la ayuda de una consultoría integral que te oriente durante todo el proceso.

Existen muchas razones para realizar fusiones y adquisiciones, por ejemplo, las siguientes:

  • La empresa aumenta su capacidad de endeudamiento y decide adquirir otra empresa.
  • El negocio necesita ser más competitivo
  • El fundador de la empresa se quiere jubilar y las siguientes generaciones no desean hacerse cargo del negocio o no se ponen de acuerdo en cómo gestionar el negocio, y se decide venderlo.
  • Se ha decidido entrar en un nuevo mercado o sector.
  • Las empresas desean obtener beneficios fiscales, como consecuencia de la creación de un grupo de empresas, por ejemplo.

¿Qué son las fusiones y adquisiciones?

La fusión supone la unión de dos o más empresas y la pérdida de personalidad de, al menos, una. Se pueden distinguir tres tipos de fusión:

  • Pura. En este caso dos o más empresas que tienen un tamaño parecido, se unen para crear una nueva empresa y le aportan todo el capital y los recursos. Todo esto supone que las dos entidades creadoras desaparecen.
  • Por aportación parcial al activo. En este supuesto una empresa es absorbida por otra o por un grupo de empresas. La empresas o empresas que absorben no cambian su denominación social pero la empresa absorbida sí.
  • Por absorción. En este caso la empresa que se fusiona aporta solo una parte de su capital social. Se crea una nueva sociedad mercantil, pero cada empresa creadora sigue siendo independiente.

En el caso de la adquisición una empresa compra una parte o todas las acciones de otra. Para alcanzar un acuerdo, se deberán negociar: precio, participación y qué va a ocurrir con los trabajadores.

¿Por qué es importante una consultoría integral para fusiones y adquisiciones?

Los procesos de fusiones y adquisiciones suelen ser complejos desde diversos puntos de vista (fiscal, financiero, laboral, etc.), por lo que contar con la ayuda de una consultoría integral es la clave para que se alcance el objetivo marcado. La ayuda de una consultoría integral te puede aportar ventajas como:

  • Conocer a fondo el mercado y cada sector por lo que pueden anticipar lo que puede ocurrir.
  • Tienen contactos con fondos de inversión que son fundamentales para financiar la operación.
  • El equipo de una consultoría integral está formado por profesionales de diversos ámbitos para poder ayudar en todos los aspectos de la operación.
  • La experiencia y los conocimientos de los profesionales de una consultoría integral suponen que la operación se haga de forma rápida y con total seguridad.
  • Sabrán encontrar la mejor solución para cada caso: compra, venta, fusión, escisión, absorción o unión temporal de empresas, entre otras.

¿Cuáles son las fases de un proceso de consultoría integral en fusiones y adquisiciones?

Las fases de un proceso de consultoría integral para fusiones o adquisiciones son las siguientes:

  • Análisis previo. Lo primero que se tendrá que hacer es analizar la empresa, para ver en qué situación se encuentra cada área. En esta fase se analizan aspectos como: hacia dónde va el negocio, qué tendencias existen en el mercado, qué hacen los competidores o qué nuevos producto o servicios se podrían lanzar al mercado.
  • Elaboración de una estrategia. El análisis previo ayudará a establecer un objetivo concreto. En este punto se debe responder a la pregunta: ¿Qué quieres lograr con la fusión o adquisición?, ¿hacer que tu empresa crezca y sea más competitiva? Además, se deberá determinar cómo debe ser la empresa que se quiere adquirir o con la que se desea realizar la fusión: qué tipo de gestión tiene, dónde se encuentra, cómo está su tesorería, qué áreas de negocio desarrolla, si tiene presencia o no en el extranjero. Una vez establecido el objetivo, se deberán fijar las acciones para alcanzarlo.
  • Inicio de contactos. Llega el momento de empezar a contactar a las empresas que pueden ser interesantes para el objetivo marcado. Los contactos los puede realizar directamente el consultor para facilitar el trámite.
  • Selección de la empresa. A continuación, se elige la empresa con la que se va a realizar la operación y se firma un acuerdo de confidencialidad para el intercambio de información de una compañía a otra.
  • Carta de intenciones y due diligence. Para mostrar el interés por la operación, las empresas podrán elaborar una carta de intenciones. A continuación, se realizará, por parte del consultor un estudio jurídico, fiscal, financiero, laboral y mercantil, de las empresas.
  • Búsqueda de fondos. El consultor que asesore en la operación podrá poner en contacto a las empresas con posibles inversores interesados.
  • Elaboración y firma del contrato. Dependiendo de cada operación se deberá firmar un contrato en el que se establecerán aspectos tan importantes como el precio, la forma de pago, o las garantías. La integración de las empresas de forma efectiva es más compleja ya que afecta a aspectos de funcionamiento interno.
  • Seguimiento de la operación. Una vez firmado el contrato, el consultor podrá hacer un seguimiento y asesorar en todo el proceso posterior.

Tal y como has visto contar con una consultoría integral en los procesos de fusiones y adquisiciones aporta seguridad en la operación y la confianza de que se cumple la ley y se realiza la operación según los intereses de las empresas.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario